728x90 AdSpace

Actualidad
Con la tecnología de Blogger.
miércoles, 27 de enero de 2016

El cine español, en manos de americanos y del duopolio televisivo


La taquilla mundial ha conseguido un nuevo récord superando los 38.000 millones de dólares, cifra más alta en la historia del cine. Son datos tomados por Rentrak en más de 125.000 pantallas de más de 25.000 cines alrededor de todo el mundo. Este récord se debe al buen funcionamiento de los blockbusters de Hollywood con 'Jurassic World' a la cabeza, así como al incremento de un 49% en el mercado chino.

Los datos finales de la taquilla en España en 2015 (facilitados por Rentrak) han sido de 571,5 millones de euros de recaudación y 94 millones de espectadores, lo que supone un incremento del 8,6% en recaudación y del 7,1% en espectadores. Casi un 19% de cuota de pantalla para las producciones españolas (más de 17,5 millones de entradas vendidas). Otro año de datos positivos provenientes en gran parte de los resultados excepcionales de los 'Ocho apellidos catalanes'.


¿Pero quién conforma y controla la industria del cine en España? Los tres sectores básicos son: Producción, Distribución y Exhibición. Las películas que se comercializan en salas son aproximadamente 457 títulos, de los cuales 113 son de producción española (14 son documentales); 146 producciones americanas, controladas por el cártel de las 5 multinacionales, 149 europeas y 49 de terceros países.

Los últimos datos de los que disponemos señalan que las películas españolas en 2015 han recaudado en torno a un 18,9%, o sea 108 millones de euros, mientras las americanas con un 68,6% han recaudado 392 millones euros. En cuanto a la distribución de los 108 millones de euros que ha recaudado el conjunto de las películas españolas, el 87% pertenece al cártel de las cinco grandes distribuidoras multinacionales.

Los millones ingresados por las salas de exhibición lo han hecho mayoritariamente pantallas controladas por Cinesa (propiedad de United Cinema Int´l- USA) Yelmo (propiedad de Cinepolis-Mejico ) y KINEPOLIS (titularidad Belga). Podemos por lo tanto calcular que la Industria del cine en España está controlada en sus tres sectores, producción, distribución y exhibición, en un porcentaje cercano al 90% - casi monopolio puro- por empresas extranjeras, que curiosamente valiéndose de domicilios en paraísos y expertos fiscales tributan muy poco en el Estado español.

El pequeño porcentaje que factura la muy atomizada exhibición española recoge las migajas que los grandes conglomerados desprecian. Respecto a la distribución, un puñado de guerrilleros cinéfilos (Wanda, A Contracorriente, Sherlock y algún otro) ofrecen al público español algunos de los títulos más atractivos desde el punto de vista cultural, pero solo con alguna excepción de muy poco impacto comercial.

De las 99 películas españolas que se suelen exhibir en salas, solo una pequeña parte, son películas financiadas y controladas por los dos grandes grupos de televisión, Atresmedia y Mediaset. Regalan su distribución a una de las multinacionales yanquis y promocionan de una forma excepcional en sus propios canales, consiguiendo éxitos como los famosos 'Ocho apellidos', que de otra forma y pese a ser comedias muy comerciales, jamás hubieran recaudado semejantes cifras. Otra vez aquí, las productoras independientes españolas recogen aquello que sus gigantes competidores les permiten.

Las nuevas disposiciones del Gobierno en materia cinematográfica parecen estar dirigidas a mitigar la sed que padecen los arriesgados productores españoles en el para ellos, desértico mercado cinematográfico. En el futuro recibirán unas ayudas pagadas con más diligencia, y poco más... Son medidas insuficientes para regenerar la industria del cine es España, que sin duda pasa por un desarrollo más armónico de la exhibición, la creación de distribuidoras españolas influyentes y el establecimiento de fórmulas de acceso a la colaboración con las televisiones privadas, redefiniendo un nuevo marco entre productores y canales.

Para ello el Gobierno debe aplicar las leyes antimonopolio y regular, de manera más eficiente, la participación de las empresas de televisión en las producciones cinematográficas. Facilitar créditos en condiciones accesibles a sociedades de distribución españolas. Existe en España un Organismo, el ICCA, (Instituto de Cinematografía y Arte Audiovisuales) dependiente del Ministerio de Cultura, con experiencia y recursos suficientes para procurar que estas acciones se implementen.

El cine español vive un momento dulce en su creatividad y ha recuperado la complicidad con su público natural. Se dan todas las circunstancias para definir un mercado en que cada uno de los diferentes actores; productores, distribuidores, exhibidores y cadenas de televisión ocupen el papel que les corresponde. Sin discutir el relevante papel de cada uno.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Item Reviewed: El cine español, en manos de americanos y del duopolio televisivo Rating: 5 Reviewed By: cortos verdes