728x90 AdSpace

Actualidad
Con la tecnología de Blogger.
jueves, 21 de mayo de 2015

El boom de los cortometrajes argentinos


CANNES.- Ninguno de los cuatro llega a los 30 años, pero están en Cannes con tres cortometrajes (uno de ellos concebido a cuatro manos) en una suerte de pequeño boom que disfruta la producción argentina de películas de corta duración en esta 68» edición del festival.

Iair Said, que también es protagonista, está aquí con Presente imperfecto, uno de los ocho cortos de todo el mundo que participan de la Competencia Oficial por la consagratoria Palma de Oro de la especialidad. "La película apuesta por un tono lúdico en el que vale todo y te va llevando por distintos terrenos. Creo que hasta en los momentos más dramáticos de la vida es necesario atravesar un momento lúdico. El comienzo del corto, además de mostrar a un personaje solitario, intenta describirlo un poco obsesivo, devolviendo una llamada perdida en el día de su cumpleaños. Un ser que necesita llenar su tiempo con algo, que no está contento y está aburrido. Decide abrir sus regalos de cumpleaños, en medio de la fiesta, sin compartirlo con nadie. Se siente medio perdido, está rodeado de gente, pero solo. Las asocio con ciertas angustias existenciales mías y, me parece, que también generacionales y contemporáneas", dice en diálogo con LA NACION.

Por su parte, Mateo Bendeski realizó, tras su largo Acá adentro, El ser magnético, que compite en la Cinéfondation. Se trata de una comedia negra sobre las contradicciones de dos hermanos cincuentones (Claudio Rangnau y Claudio Kustin) que se dedican a una disciplina mística que los convierte en patéticos profetas en Internet. "Siento mucho cariño hacia los personajes relegados que habitan cierto margen del mandato social y me gusta hacer un retrato digno de ellos que permita transitar el género de la comedia sin caer en la burla", indicó.

Finalmente, Martín Morgenfeld y Sebastián Schjaer codirigieron El pasado roto, exploración de las consecuencias emocionales de un embarazo adolescente narrado a pura sensibilidad y sin golpes bajos, que fue elegida para la Quincena de Realizadores. "La idea fue trabajar siempre dentro de un hospital, un espacio anónimo donde suelen desplegarse emociones intensas, y con personajes que se encuentren en una etapa de transición entre la adolescencia y la adultez", indicaron.


Los cuatro coinciden en que las escuelas de cine son hoy el principal ámbito de producción de cortos y, más allá de este fenómeno circunstancial en Cannes, abogan por la aparición de más y mejores espacios de difusión como, por ejemplo, podrían ser los cines comerciales con proyecciones previas a los largometrajes de estreno.

Fuente:  lanacion.com.ar
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Item Reviewed: El boom de los cortometrajes argentinos Rating: 5 Reviewed By: cortos verdes